10 tips para hacer bien un retrato fotográfico

retrato fotográfico

Ahora mismo todo el mundo se ha convertido en fotógrafo. Hay algunos que tienen una buena mano para hacer fotos, y otros que simplemente las hacen y ya está. Pero, ¿qué tal si te damos unos tips para hacer bien un retrato fotográfico?

Pues dicho y hecho porque de eso mismo es de lo que vamos a hablarte en este artículo. Así, si tienes que sacar una fotografía para redes sociales, una para tu página web o simplemente es tu hobbie y quieres convertirlo en tu trabajo, vas a poder tener los trucos de muchos profesionales. ¿Vamos a ello?

Los retratos tienen que hablar de las personas

mujer mirando de frente

Un retrato se enfoca en la persona, animal o cosa que quieras fotografiar. Es decir, es el centro de atención. Y, como tal debe estar bien encuadrado y saber sacarle el máximo partido.

Muchas veces pensamos que un retrato es algo parecido a cuando nos sacan las fotos para el DNI, el pasaporte o el carnet de conducir. Pero si de verdad quieres que esas fotos hablen de las personas y reflejen parte de su esencia tienes que ir más allá.

Y es que una foto es como una representación del alma. Y el rostro en un retrato tiene que aparecer natural y, sobre todo, vivo. A pesar de que solo sea una foto.

Ahora bien, no creas que por el hecho de hacer retratos siempre tiene que ser con esa persona, parte del cuerpo, animal, vegetal o cosa tiene que estar mirando directamente a la cámara. En ocasiones no es necesario. Y tampoco tienen por qué ser individuales.

Sigue estos consejos para hacer un buen retrato con tu teléfono móvil:

Como sabemos que la mayoría utiliza el móvil para hacer fotos, los consejos que hemos recopilado para que hagas bien un retrato fotográfico están centrados en este tipo de cámaras. Presta atención a ellos que seguro que sacas mejores resultados.

Si el día es soleado, cuidado

Quizá no lo sepas, pero a los fotógrafos profesionales les gustan más los días nublados que los de sol. Así es, en contra de lo que siempre buscamos. Y es que cuando el día es soleado, la radiación directa del sol hace que entren en juego las sombras y los contrastes. En el caso de las sombras, van a ser muy oscuras y eso afeará la foto; en el caso de los contrastes será porque tendrás fotos con partes llenas de luz y otras de sombras.

Por eso, te recomendamos que no hagas fotografías al mediodía, cuando el sol está encima de nuestra cabeza, porque eso creará sombras verticales que afean, y mucho, las fotos de retrato. Apuesta por el amanecer o el atardecer en la medida de lo posible.

Un truco para evitar esas sombras, en caso de que no puedas esperar, es usar el flash. Así es, a pesar del día de sol. Con el flash vas a contrarrestar un poco las sombras duras.

Ten paciencia

En la fotografía, como en la cocina, la paciencia siempre es una habilidad que debes cultivar. No se trata de querer hacer la foto lo más rápido posible, sino de estar preparado para darle al botón en el momento justo.

A veces hay que esperar unos minutos antes de capturar esa esencia en el rostro que le da vida a la fotografía. Esto es algo importante que no debes perder de vista nunca. Así que, si vas con prisas, mejor olvídate de hacer fotos. Todo requiere su tiempo y conseguir el mejor resultado pasa por sacar unas cuantas fotos antes de lograr la definitiva.

Posados originales

foto hombre postura original

Intenta que la persona a la que vas a fotografiar haga posados originales. No los típicos de quedarse quieta, sino que sea ella misma. Eso implica que pueda pasear, o hacer lo que quiera sin estar pendiente de la cámara. Serás tú quien deba estar pendiente y, no solo eso, sino que también deberás estar preparado para ese momento especial.

Por posados originales puede ser por ejemplo ponerse de puntillas con los brazos levantados y sacar la foto desde arriba; o tumbarse sobre un banco y arquear la espalda para hacer una foto ladeada (no recta) que le dé un punto de curiosidad al que la mire.

Posiciones cómodas

Relacionado con lo anterior, debes tener en cuenta que un posado original no tiene por qué significar que va a ser incómodo. De hecho, si lo haces así lo único que vas a conseguir es que el rostro del modelo refleje esa incomodidad (líneas de expresión más rectas y duras, rostro tenso…).

Así que, dentro de la originalidad, apuesta por la comodidad. Necesitas que esa persona esté relajada y se sienta cómoda al estar ahí mientras tú lo observas. Y la forma de conseguirlo es buscando esas posturas que haga de manera natural e incluso que reflejen su personalidad.

Retratos sorpresa

retrato de leopardo

Los retratos sorpresa son aquellos que se capturan sin que la persona se dé cuenta en ese momento que le has hecho una foto. En el caso de animales o de niños es el mejor consejo que podemos darte porque, al no estarse quietos, es difícil componer una foto de retrato porque no van a cooperar demasiado (y si lo hacen se verán tensos y agobiados).

Hacerles una foto mientras comen, ven la televisión, miran por la ventana… pueden ser opciones para conseguirlo.

Ladeamiento ligero de la cabeza

Uno de los trucos que utilizan muchos fotógrafos profesionales es este. Consiste en pedir al modelo que incline la cabeza un poco hacia un lado (normalmente su lado bueno).

En el caso de las mujeres, estas pueden inclinar hacia cualquier lado, pero si es hombre, mejor que incline en el sentido opuesto al hombro que esté más cerca de la cámara.

Cuidado con el flash si son niños

¿Le has hecho alguna vez una foto con flash a un niño y este se ha puesto a llorar? Pues sí, es algo que no les gusta nada de nada, los asusta y encima eso se inmortaliza en la foto.

Si a eso le añadimos que algunos pediatras opinan que usar esa luz puede ocasionarles daños en los ojos al bebé, ya tenemos un combo y dos razones para no utilizarlo ni con bebés ni con niños.

Comunícate con el modelo

Que seas el fotógrafo en ese momento y que te centres en capturas el mejor retrato está bien. Pero también tienes que comunicarte con el modelo. Habla con él, dile cómo te gustaría que se pusiera, hazlo reír…

Contraste de ambientes

Para conseguir un retrato fotográfico de esos que no puedes apartar la mirada cuando lo ves el mejor truco que podemos darte es utilizar en tu beneficio los contrastes. Ir a un sitio extraño, que contraste con el tipo de ropa que lleva, que no sea «normal» que esté ahí, puede llamar mucho la atención y ser muy creativo.

Por ejemplo, imagina un abogado en una cocina. O un bebé en una discoteca.

La comunicación es fundamental

Y sí, repetimos lo de la comunicación, porque es algo imprescindible. Pero no solo con los modelos a los que vas a fotografiar, sino, en general, con todo el entorno. Se trata de hacer la foto el momento justo en el que puedas inmortalizar esa escena, ya sea en movimiento o de forma estática. Pero necesitas que se vea tan especial que parezca sacada de la misma realidad.

Y para eso no solo debes centrarte en la comunicación con el modelo, sino con todo el entorno.

¿Te queda ahora más claro cómo hacer fotografías para redes sociales, para eventos o por gusto para un buen retrato fotográfico.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.