Cómo hacer un folleto

Cómo hacer un folleto

¿Te han encargado alguna vez un folleto? ¿Lo has hecho a la primera o has tenido que cambiar cosas porque al cliente no le gustaban. ¿Sabes cómo hacer un folleto de los de aceptación a la primera?

Si quieres tener las bases para hacer un folleto ganador, que ningún cliente te pueda echar para atrás, entonces tienes que echarle un vistazo a esto que te hemos preparado.

Qué es un folleto

Qué es un folleto

Un folleto se puede conceptualizar como un texto que se imprime de una determinada manera, normalmente en pequeñas hojas de formato diferente y cuyo uso es publicitario. Antes, estos folletos se entregaban en mano o bien estaban disponibles en la recepción de las empresas. Pero ahora también han pasado a ser distribuidos por correo postal o incluso vía email, en formato digital.

El más común es el folleto rectangular dividido en tres partes, un total de 6 caras de texto e imágenes; los llamados trípticos. Aunque también se pueden llevar los dípticos.

Aspectos a tener en cuenta en un folleto

Aspectos a tener en cuenta en un folleto

A la hora de hacer un folleto, hay que tener en cuenta algunos aspectos imprescindibles, de decir, elementos que debes tener en cuenta y que aparecen en todos los folletos, sí o sí. Sin esa información, crear uno es casi imposible, o al final errarás y no obtendrás todo el beneficio que esperas conseguir.

¿Quieres saber qué hace falta?

Elige el tema de tu folleto

Imagina que tienes una empresa. Esta empresa quiere darse a conocer a posibles inversores. Y decides que en tu folleto no solo vas a hablar de la empresa, de quién la forma, de los servicios, objetivos… sino también de cómo pueden trabajar en la empresa.

Y ahora te preguntamos, ¿a un inversor le interesa pedir un puesto de trabajo en tu empresa? Lo más normal es que, cuando lleguen a ese punto, y vean que es una información que no les vale para nada, desechen la idea.

Es importantísimo tener claro cuál es el público objetivo al que te vas a dirigir porque solo así conseguirás saber qué tipo de información debes poner en el folleto.

Y sí, hablamos de texto. Necesitas un documento de texto en el que se encuadre todo lo que quieras poner. Ya después se maquetará, pero teniendo la información, será más fácil trabajar con ella.

Imágenes

Siempre, de calidad. Hay quienes mezclan las imágenes con los vectores, para animar ciertas listas o puntos. No hay problema en hacerlo siempre y cuando no se abuse demasiado de ello.

El uso de las imágenes alivia el ver solo texto, y además hace que sea más llamativo.

Un punto importante, y que muchos olvidan, es colocar el logo de la empresa (normalmente en la portada y contraportada) así como la forma de contacto y/o redes sociales para que la gente los pueda localizar.

¿Qué información es imprescindible? Nombre de la empresa, página web, redes sociales, WhatsApp (si dispone), correo electrónico y teléfono.

Con esto le estarás dando a los usuarios una forma de ponerse en contacto contigo si les ha interesado la información que hay dentro del folleto.

Cómo hacer un folleto que cualquiera quiera tener

Cómo hacer un folleto que cualquiera quiera tener

En el anterior punto podíamos haberte hablado también de un buen programa de edición o de maquetación para hacer los folletos pero lo cierto es que, como hay tantos y es tan fácil encontrar aplicaciones y webs que te ayudan a diseñarlo lo hemos pasado por alto.

Con lo que te hemos comentado tendrás todo lo necesario para ponerte manos a la obra, ya sea que lo maquetes en Word, en Photoshop o con una aplicación del móvil.

¿Vamos con los pasos que debes dar?

Edita el documento de texto

Empezamos por lo más complicado, y lo que más horas te va a llevar. Y es que la información que hayas puesto en ese documento puede ser demasiado extensa para el folleto, y hay que resumirla. Pero, además, hay que hacerla legible para los usuarios.

¿Qué queremos decir? Pues que necesitamos que impacte, que sirva para que no se olviden a los 30 segundos de haberla leído. Para ello, el copywriting y el storytelling son esenciales.

Establece cuáles van a ser las partes del folleto

Por si no lo sabes, el folleto tiene varias partes importantes que son las siguientes:

  • Titular de tapa. Es lo que podríamos llamar la portada y es la que ha de causar mejor impresión si quieres que lo abran.
  • Titulares internos. Son subtítulos que buscan organizar la información y al mismo tiempo llamar la atención.
  • Texto. La parte de calidad, resumida y que logre conectar con el lector.
  • Imágenes. Colocadas a lo largo del texto para hacer este menos pesado.
  • Logotipo de cierre. Sería la contraportada e, igual que la portada, también tiene que dejar un «buen sabor de boca».

Te recomendamos hacer un boceto distribuyendo cada una de las partes para ver cómo quedaría todo antes de empezar a diseñarlo.

Hora de diseñar

En realidad hay muchos programas que pueden ayudarte a ello, desde los más sencillos como Microsoft Word o Google Docs a los más complicados como Adobe inDesign, LucidPress, Photoshop…

Debes tener en cuenta el tipo de folleto que vayas a diseñar, sobre todo para distribuir la información de tal forma que, doblado, tenga sentido cada una de ella.

En este punto el diseño puedes llevarlo a cabo a través de plantillas (tanto gratuitas como de pago) o bien partiendo de cero. Si tienes experiencia, esta segunda te da más libertad y puedes crear diferentes diseños; con la primera estarás más limitado a espacio, tamaño de imágenes y diseño.

A la hora de diseñar, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • No usar más de dos o tres colores. El minimalismo es lo mejor porque si pones demasiados colores al final la gente se dispersa o es tan llamativo que no gustará.
  • No usar más de dos tipografías. Por lo mismo; perderás personalidad al usar varias. Usa una para los títulos y subtítulos y otra para el texto.
  • Deja al folleto respirar. Con ello te queremos decir que no lo sobrecargues. Es importante que dejes espacio en el diseño para que la gente no vea demasiada información y se agobie (y no lo lea).

Siempre, siempre, siempre… imprime

Antes de mandar a imprimir una buena cantidad de folletos es imprescindible que imprimas uno, aunque sea desde una impresora casera. El objetivo es revisar que toda la información está bien, que no se corta nada por los márgenes o dobleces y que queda bien organizado todo.

Una vez lo hagas, ya podrás presentárselo al cliente o mandar a impresión definitiva.

¿Te queda claro ahora cómo hacer un folleto?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)