Cómo hacer un moodboard

moodboard

Fuente: EventoLove

Cuándo diseñamos, estamos proyectando lo que queremos contar. Este proceso puede resultar difícil y costoso en cuánto a tiempo, pues requiere de un amplio análisis para que todo el proceso de ideación, es decir, todo el proceso que tiene que ver con el bocetaje y los primeros diseños, sea correctos.

Para que este proceso sea mucho más ameno, se diseñó una especie de técnica que facilitó y resumió todo el análisis en distintos elementos gráficos y visuales. Esta técnica pasó a llamarse Moodboard y actualmente, forma parte del diseño gráfico tanto como el diseño de una marca.

En este post venimos a hablarte de lo que esta maravillosa técnica ofrece y cómo se diseña. Si quieres reducir tu tiempo en cuanto a diseños se refiere y emplear otros objetivos que te ayuden a alcanzar tu propósito inicial de tu proyecto, no te puedes perder lo que viene a continuación.

Moodboard: qué es

imagen

Fuente: WordPress

El moodboard se define como una especie de técnica o herramienta visual. Existen muchos tipos de moodboard pero suelen presentarse de forma física o gráfica. Suele tener tendencia a estar relacionado con lo que conocemos como collage, pero va más allá de un simple collage.

Es una mezcla de todas las ideas y conclusiones que hemos obtenido de una fase amplia de análisis. Para que lo entiendas mejor, es el resultado final de todas las comeduras de cabeza que hemos tenido durante el proceso de edición.

Para qué sirve

El moodboard cuenta con distintos objetivos proyectuales, pero algunos de ellos se catalogan en:

  1. Es una herramienta capaz de transformar nuestras ideas (conceptos) en forma de elementos gráficos o físicos. Resume todo lo que tenemos en nuestra mente y le ofrece una forma, un color y una textura determinada.
  2. Está demostrado que cuando diseñamos un moodboard nuestro campo creativo aumenta. Y no es que sea algo mágico, sino que trabajamos una parte de nuestra mente que se dedica exclusivamente a la creatividad y al trabajo personal. Es lo que se proyecta a fin de cunetas en un moodboard, la creatividad y la personalidad del diseñador o diseñadora frente al mensaje que quiere comunicar.
  3. Si estás en una fase del diseño donde te has estancado y no encuentras una salida, el diseño de un moodboard viene genial para este tipo de situaciones. Digamos que es el salvavidas del estancamiento artístico, ya que ayuda a aclarar mejor las ideas y a organizarlas e introducirlas en su correspondiente cajón.
  4. Cuando diseñamos un moodboard también hay que dejar claro y saber, qué estamos transmitiendo o comunicando un mensaje a nuestro público que lo va a ver. Por eso el moodboard, debe de estar diseñado de forma que sea intencionado. La colocación y el orden de todos los elementos debe de seguir unas pautas y un porqué. Por este motivo, no podemos pensar de forma aleatoria, ya que el proceso debe de ser lineal y acompañar a todas las ideas que tenemos en nuestra mente.

En definitiva es una especie de armario donde se ordenan todos nuestros desastres mentales.

Cómo diseñar un moodboard

moodboard diseño

Fuente: Domestika

Conceptos o palabras que definan el trabajo

Lo primero que debemos de tener en cuenta es en qué se va a basar nuestro moodboard, para qué público, con qué finalidad, qué temática vamos a emplear. Para responder a todas esas preguntas debemos de realizar una lista amplia con conceptos que nos aproximen a una respuesta clara. Estos conceptos pueden aproximarse o alejarse de nuestro proyecto o de lo que el cliente quiere. Lo recomendable es anotar un total de 10 conceptos clave y escoger entre los primeros 5. Cuánto menos añadas más fácil te resultará luego decantarte pero menos ideas tendrás. Cuantos más anotes mas difícil lo tendrás para escoger pero más ideas proyectarás después. Tú eliges.

Busca elementos que te ayuden

Un buen elemento clave que sirve para empezar a proyectar tus primeras ideas, son sin duda las imágenes. Las imágenes son elemento gráficos visuales que, debido a la construcción y colores que te contengan puedes comenzar a tener una idea aproximada de lo que quieres transmitir. Por ello, es importante que tengas una colección de imágenes, no muy extensa, pero cuántas más encuentres más ideas te irán surgiendo. Gracias a este ejercicio mental, aumentas tu creatividad y las probabilidades de aproximarte a tu objetivo final aumenta.

Piensa en los demás elementos

Cuando hablamos de elementos, nos referimos a todos aquellos elementos que bien, pueden ser gráficos o físicos y que pueden ayudarte con el proceso creativo. En un moodboard es imprescindible que, además de imágenes, también realices una amplia búsqueda de otros elementos como son las texturas, tintas cromáticas, tipografías que puedan ofrecerle un carácter adecuado y apto para tu proyecto y para el tono del mensaje que quieres comunicar. En definitiva, no te quedes únicamente con un solo elemento, pues es importante que tengas en mente todos los demás.

Escoge y comienza a diseñar

Una vez que tengas todos los elementos planteados encima de la mesa de tu escritorio o en tu ordenador, es hora de comenzar con la fase de elección final y descarte final. Por ello, deberás de descartas y eliminar aquellos elementos que no te sirvan, pero no basta con eliminarlos sino que deberás de tener un motivo obvio que deberás de pensar previamente. En ocasiones, los mejores moodboard se han realizado con elementos reciclados de la papelera, es decir, con elementos que han sido descartados pero que, con una pequeña transformación se han convertido en elementos esenciales para tu moodboard.

El proceso final

Si llegas a esta fase final es porque ya te has decantado por aquellos elementos que quieres ver representados en tu moodboard. Es por eso que en la fase final, tan solo hay que ponerlos en orden. Un orden que, está formado por una serie de bocetos previos al resultado final y que también tendrás que decantarte por cuál escoger. Una vez que ya tengas el moodboard diseñado, tan solo tienes que presentarlo. Para presentarlo, es importante que muestres el proceso por el cuál lo has diseñado, pues es importante que tu público o el cliente entienda de donde han surgido todos esos elementos.

Herramientas para diseñar un moodboard

canva diseño

Fuente: Canva

Go Moodboard

Con esta herramienta, serás capaz de diseñar los mejores moodboards online. Se caracteriza por ser una herramienta fácil de manejar. Además, no necesitas crear una cuenta previa, ni registrarte ni iniciar sesión. Con esta herramienta podrás comenzar a diseñar sin ningún problema. Ofrece una serie de plantillas en blanco para comenzar de cero o por si lo prefieres, también tienes a la disposición una serie de plantillas ya diseñadas para su posible uso.

Niice

Niice es otra de las herramientas estrella para diseñar moodboard, se caracteriza por la amplia categoría de imágenes de la que dispone, de esta forma, podrás inspirarte y realizar los mejores moodboard que jamás habrías imaginado. Otra de las características a tener en cuenta de Niice, es que tiene una extensión de Chrome, lo que permite poder guardar y descargar imágenes a la vez que navegas por internet. Su interfaz es muy fácil de usar, solo basta con arrastrar los elementos que te interesan en una especie de espacio en blanco. Sin duda es de las mejores herramientas para comenzar a diseñar.

Canva

Canva no podía faltar a esta celebración de colores y texturas. Es otra de las aplicaciones más usadas en internet por muchos diseñadores y usuarios. Además, cuenta con un amplio catálogo de plantillas disponibles, la gran mayoría son gratuitas, y el resto son premium. No solo dispone de plantillas, sino que podrás tener acceso a muchas tipografías conocidas y a muchos colores. Solo tienes que registrarte con un correo electrónico o con tu cuenta de Facebook y podrás disfrutar de los servicios tan amplios que ofrece. Sin duda es la herramienta que más se ha usado en los últimos años.

Pinterest

Tampoco podíamos dejar de lado a la herramienta estrella de la creatividad y de la inspiración de internet. Pinterest cuenta ya con más de 1 millón de usuarios. Y no es de extrañar pues ofrece una serie de tableros creativos cargados de imágenes e ilustraciones para inspirarte. Para comenzar tu proceso creativo, solo tienes que crearte tu primer tablero, el programa te guardará de forma automática aquellos elementos que te interesan y en su motor de búsqueda inicial te mostrará aquellos diseños que son similares y que se aproximan a tus gustos. Sin duda una maravilla.

Conclusión

Diseñar un moodboard no es lo mismo que diseñar un simple collage. Sino que, como hemos podido comprobar, una síntesis y un orden lógico de todos los elementos que conforman nuestro proyecto. Muchos diseñadores optan por diseñar sus moodboard en físico y después lo digitalizan.

De esta forma pueden jugar de primera mano con lo elementos, tocar sus texturas y ver los colores de forma real. Es una buena forma de asegurar mejor tu proyecto.

Ya no tienes excusa para comenzar a diseñarlos, pues esperamos que todos los consejos y herramientas que te hemos sugerido te sirvan de gran ayuda.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.