Cómo hacer una tarjeta de presentación profesional paso a paso

Cómo hacer una tarjeta de presentación

Te puede parecer que las tarjetas de visita ya no hacen falta ni sirven porque tú trabajas digitalmente. Pero lo cierto es que esto no es así. No solo puedes necesitar tú una de ellas, sino que algún cliente puede pedirte que diseñes una. Y, ¿sabes cómo hacer una tarjeta de presentación correctamente?

Si quieres saber en qué te debes fijar y cuáles son los pasos que tienes que seguir para hacer un buen trabajo (u obtener un buen resultado), echa un vistazo a la guía que te hemos preparado.

Por qué es importante la tarjeta de presentación

tacos de tarjetas de presentación en blanco

Entendemos que no en todos los negocios hace falta tener tarjetas de presentación. Sin embargo, sí son valiosas.

Por ejemplo, sabrás que en Japón, cuando una persona entrega una tarjeta de presentación, esta se reciba con una reverencia. Se lee en ese mismo momento y se le hace a esa persona una pregunta relacionada con la información que hay en la tarjeta. Para ellos, recibir esa tarjeta de presentación es recibir una parte de ese profesional y han de dar las gracias de manera solemne, interesándose por lo que le ha dado.

Claro que si volvemos a España lo normal es que, cuando nos dan una tarjeta, esta acabe en el bolsillo en cero coma… Salvo que tenga un diseño lo bastante impactante para que la otra persona se quede mirando.

Ahora mismo, las tarjetas de presentación debes verlas como oportunidades para generar impresiones en futuros clientes. No solo les estás dando información de contacto, sino también soluciones a problemas que pueden tener. Ese es tu cometido, solucionar, no darle un servicio.

Qué debe llevar una tarjeta de presentación

tarjetas de presentación VIP

Las tarjetas de presentación son básicas. Es decir, llevan los elementos que deben llevar. El diseño puede cambiar, pero en general, lo que te vas a encontrar en una son:

  • El nombre. Conviene que esté completo, aunque no es obligatorio. Lo importante es que te relacione contigo; dicho de otra manera, que cuando lean ese nombre, apodo, etc. sepan que eres tú.
  • La profesión. Si eres carpintero, albañil, comercial, promotor… Necesitan saber a qué te dedicas.
  • El correo electrónico. Sí, este elemento cada vez es más importante que el teléfono. Eso sí, nada de «cachondo25@gmail.com». Empieza a usar uno corporativo.
  • El teléfono. Solo si quieres que lo tengan. Algunas veces es mejor que los clientes no tengan esto por razones de seguridad o bien porque no quieres que tus clientes tengan esta forma de contactar contigo.
  • La página web. Ya sea tuya personal o de la empresa.
  • El logo. Lo mismo, de la empresa o de tu marca personal.
  • Estos serían los elementos básicos que debería tener una tarjeta de presentación. Sin embargo, a menudo se incluyen también las redes sociales (el usuario para que te encuentren).

Cómo hacer una tarjeta de presentación

tarjeta de presentación en árbol

Una vez hayas recopilado todos los datos de los que te hemos hablado, el siguiente paso que tendrás que hacer será ponerte manos a la obra. Y para ello, debes seguir los siguientes puntos:

Establecer el objetivo que tiene la tarjeta de presentación

¿Objetivo? ¿Una tarjeta de presentación? Pues sí, lo tiene. No es lo mismo querer ofrecer tus servicios de diseño gráfico a un particular que a una empresa. En el primer caso es posible que no tenga ni idea de para qué puede servir tu trabajo; y en el segundo sabe perfectamente para qué podrías valerle.

Así que las tarjetas son diferentes. Por ejemplo, en el particular puedes pensar en una tarjeta que muestre un ejemplo de tu trabajo; y en el segundo caso una más profesional.

Eso implica realizar varios diseños de cada una, y es más tiempo, pero estará más focalizada a conseguir esos objetivos.

Hacer un boceto de la tarjeta de presentación. O varios

Hablando de diseños. Una vez tengas claro el objetivo que quieres conseguir, es hora de hacer un boceto o varios para conseguir el diseño final. Te recomendamos que hagas varios porque a priori pueden no gustarte, pero cuando los veas terminados esto puede cambiar.

Aquí también es importante pensar en la forma de la tarjeta de presentación. Habitualmente es rectangular. Pero puede ser que en lugar de poner los datos en horizontal los quieras poner en vertical. Y vamos un paso más allá. Si eres carpintero, ¿por qué no hacer una tarjeta de presentación con la silueta de un martillo? Tendrías los mismos elementos pero una forma que, nada más verla, ya identificas a qué se dedica.

Diseñar y distribuir los elementos

Objetivos hechos; bocetos hechos. El siguiente paso es el que más tiempo te puede llevar porque hay que plasmar todas las ideas que tienes en el diseño de la tarjeta de presentación.

De nuevo te recordamos que es mejor que hagas varios diseños diferentes porque te ayudará a ver distintas formas de presentar los datos y te harás una idea de cuál puede ser la que más te represente, la que más te agrade o la que sea más funcional.

Por ejemplo, una tarjeta de presentación para un creativo puede tener una forma de pantalla de ordenador donde están los datos; o incluso usar una plantilla de Photoshop para crear dentro la tarjeta en sí.

Otra opción puede ser la de hacerla en forma de silueta de cuadro y dentro la información. O bien crear una escena con un ordenador, teclado y panel táctil en el que vaya viéndose la información por partes.

Elegir la más adecuada

En base a lo anterior te habrán salido varias tarjetas de presentación. De ellas tendrás que elegir la que mejor case con tu objetivo (que no tiene por qué ser la que más te guste).

Una vez la elijas, te recomendamos que perfiles al máximo los detalles antes de llevarla a imprimir. Esto quiere decir: que revises que se lee bien, tiene el tamaño correcto, los colores son los adecuados a tu marca o logo, etc.

Imprimir

Finalmente, solo tendrás que imprimirla. Cuando estas tienen formas diferentes es necesario acudir a un profesional y sí, son más caras, pero el resultado puede ser más impactante en las personas que la reciban.

¿Te queda claro ahora cómo hacer una tarjeta de presentación?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.