Marcapáginas originales

Marcapáginas originales

Si eres un verdadero amante de la lectura, lo más seguro es que tengas en un cajón un montón de marcapáginas; o que incluso los colecciones porque te parecen bonitos, porque son marcapáginas originales… O puede que seas diseñador y en algún momento te has encontrado con un encargo de diseñar «aquí me quedé» para una editorial o para un autopublicado.

Sea como sea, aquí vamos a darte algunas ideas de marcapáginas originales para que cualquiera que lo vea se sorprenda de cómo la creatividad puede sacar diseños tan creativos. ¿Quieres ver en qué hemos pensado?

Qué son los marcapáginas

Qué son los marcapáginas

Fuente: Pinterest

Marcapáginas, ‘aquí me quedé’, punto de lectura, separador de libro, marcador, señalador… hay muchos nombres para un objeto que los amantes de los libros conocen muy bien. Se trata de un utensilio, casi siempre plano, que se utiliza para poner entre las páginas de un libro, normalmente por aquella por donde se va leyendo este.

Normalmente, cuando compras un libro, siempre tienes a mano un marcapáginas para poder colocarlo y saber por dónde vas en la lectura si tienes que dejarlo en algún momento. Y casi siempre suele ser un rectángulo alargado, pero otras veces se utilizan otros diseños. Y cuando no se tiene nada a mano acabas optando por un trozo de papel, servilleta o lo que pilles a mano.

Cada lector tiene ciertos gustos. Hay a quienes les gusta tener un marcapáginas para cada libro; quienes los reutilizan o incluso aquellos que coleccionan puntos de libro. Y luego están los que, cansados de los marcadores de siempre, optan por crear los suyos propios, bien lectores o escritores.

Ideas de marcapáginas originales que puedes hacer tú

Ideas de marcapáginas originales que puedes hacer tú

Fuente: Aliexpress

Si eres un escritor en busca de ideas para marcapáginas originales; o si eres diseñador y quieres enfocarte en el mundo literario para presentar tu trabajo, los puntos de lectura pueden ser muy buenos para dar a conocer tu arte y enganchar a las personas.

Ahora bien, tienes que crear algo que sea realmente original y, por eso, aquí van algunas ideas.

Puntos de lectura en 3D

Si bien los separadores suelen ser planos, de un tiempo a esta parte se está apostando por algunos de volumen. Además, el que sean en 3D no quiere decir que no puedan ser planos, ya que la profundidad se la darás en el papel, creando la sensación de que la imagen tiene fondo, que podrías hasta meterte en ese marcapáginas.

Marcapáginas originales: muñecas hechas de papel

Otra opción de marcapáginas originales que te proponemos es la de crear con tus manos un marcapáginas. Para ello, solo necesitas tener rectángulos de papel grueso o de cartulina, previamente recortados, y decorarlos con una muñequita que se puede hacer de origami. Es ideal para libros de temática oriental que te ayudará a que el lector o lectora conecte a través del punto de libro.

Marcapáginas de esquina

Hay muchos que tienen dificultades para encontrar el marcapáginas cuando quieren retomar la lectura, normalmente porque son finos y no los encuentran en los libros (esto suele ocurrir cuando los libros son de muchas páginas).

Por eso, otra opción, que además es muy original, son los marcapáginas de esquinas, que se colocan en la esquina de la página que se está leyendo y así, desde fuera, se sabe por dónde se va.

Marcapáginas recortables

Son una tendencia ahora mismo, y muchos están empezando a utilizarlos. Estos son puntos de libro que pueden ser una silueta y que, al ponerlos, se fijan con las páginas posteriores o anteriores a la que se está leyendo.

Sobresalen del libro pero quedan con un diseño muy divertido. La única pega es que hay que tener cuidado de que no se doblen o se rompan, algo que es más habitual en estos que en otros puntos de libro.

Marcapáginas originales dobles

Como sabes, cuando coges un punto de lectura normalmente este está decorado solo por una cara; la otra suele quedar en blanco o en el color base en que se impriman. Pero en esta ocasión la idea que te proponemos es la de imprimir por los dos lados, es decir, para que dé igual usarlos por una cara o por otra.

Otra variación que puedes hacer son los marcapáginas dobles, es decir, dos unidos de tal forma que, cuando tengas que dejar la lectura, lo que hagas sea fijar el punto de libro entre la página, como si estuvieras pillando la hoja. Así, se verá el marca por delante y por detrás decorado.

Marcapáginas bordados

Ideas de marcapáginas originales que puedes hacer tú

Fuente. UNI-Ball

Otro de los marcapáginas originales a considerar es este. Se trata de una base sencilla pero, en él, habrá un bordado, normalmente hecho a mano, de algún elemento representativo de la novela o el libro al que pertenezca (si es que lo hace) o algo genérico y que a los lectores les pueda interesar.

Hay muchas formas de hacerlos, más elaborados o menos, pero todos ellos de una forma muy parecida entre sí ya que el objetivo es darle algo de volumen e incluso textura, ya que normalmente los marcas los tenemos en las manos mientras leemos y pueden servirnos para relajarnos.

Marcapáginas troquelados

Son una forma de crear una ilustración en donde el propio marca se convierte en parte fundamental. Por ejemplo, imagina un rectángulo en negro. En sí mismo no parece gran cosa. Pero si lo troquelas, creando en él siluetas, espacios en blanco, etc. y lo colocas sobre una página, la cosa cambia, porque le da profundidad.

Eso mismo es lo que te proponemos, que crees un diseño en el que el marcapáginas no sea completo sino recortado, o troquelado, de tal forma que cree una imagen que contraste con el papel después.

Puntos de lectura originales: Escenas literarias

Por último, puedes optar por recrear con distintos diseños, varias escenas literarias. Y es que, a menudo, la imagen de un lector leyendo puede cautivar al lector y al mismo tiempo hacer que siga leyendo un poco más.

Esto te permitirá dar rienda suelta a tu estilo gráfico para crear una imagen de lo que entiendes por leer. Puede ser original en el sentido en que lo creas para ese proyecto; pero también porque puedes jugar con diferentes enfoques, estilos y dibujos hasta dar con el más acertado.

Ideas para marcapáginas originales hay muchas. Solo necesitas pensar como un lector y saber qué sería lo que le gustaría tener entre sus manos mientras devora un libro. Una vez tengas eso en mente, después debes jugar con la utilidad, elegancia, practicidad y otros aspectos que harán que tu diseño satisfaga a todos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)