Tipografía Celta

tipografía celta

Fuente: Envato Elements

Las tipografías, también han sufrido grandes cambios a lo largo de la historia. Tanto es así, que muchas tipografías se diseñaron con el objetivo de iniciar nuevas invenciones que ayudasen de esta forma a satisfacer nuevas necesidades en sociedad. Lo que pocos desconocen, es que existen distintas tipografías que, por sus diseños, mantienen un pasado detrás, que ha servido de vínculo para poder entender el presente.

Hablamos ni más ni menos que de las tipografías celtas, un estilo que se caracteriza por sus diseños y por ser bastante decorativas y creativas. En este post, te mostraremos qué son este estilo de tipografías y te mostraremos algunos ejemplos más destacados sobre ella.

Si quieres seguir aprendiendo más sobre el mundo de las fuentes, acompáñanos hasta el final.

Tipografía celta: qué es

tipografía celta

Fuente: Asturias caligrafía

La tipografía celta, también conocida como caligrafía gaélica, es un estilo de tipografía que forma parte del diseño de fuentes que se empleaban en la escritura irlandesa y que tuvieron mucha importancia por ser usadas con regularidad en los siglos XVI y XVIII en países como Escocia y no fue hasta el siglo XX donde se inició en países cómo Irlanda.

Estas letras, a pesar de que actualmente ya no se emplean con regularidad, han pasado a la historia por su diseño y su adaptación. Estas letras forman un total de 26 totales en su alfabeto, ya que provienen del alfabeto latino. Se caracterizan porque deben de llevar o incluir obligatoriamente algunas de sus vocales pero con un acento agudo muy peculiar en ellas. También pueden venir determinadas por varias consonantes con puntos diacríticos y con varios signos tironianos, un elemento propio y característico de este tipo de letras. En definitiva, una tipografía que mantiene un aspecto propio de la época celta, con aires de pasado y de historia.

Características generales

Origen

Este alfabeto se  originó y nació de los propios manuscritos medievales y se dice que forma parte y que proviene del alfabeto latino tal y como lo conocemos. El primero que surgió se originó en el año 1571, de esta forma había una gran lucha religiosa entre el cristianismo y el protestantismo.

Sin duda, fueron muchos años de grandes cambios en cuanto a la religión se refiere, lo que provocó que algunas de las letras se vieran influenciadas por varias modificaciones históricas. En definitiva, un estilo de letra que ha sido muy peculiar en la época medieval que conocemos.

Uso

Actualmente, esta fuente no está en uso, ya que con el tiempo, y con el avance de nuevos alfabetos y nuevas letras, se fueron actualizando y fue perdiendo su uso.

Actualidad

Actualmente, esta tipografía se emplea a modo de decoración, también para la señalización urbana, donde muchos periódicos irlandeses aun mantienen este estilo tipográfico en algunas de las portadas de sus revistas. También hay quien la invierte para el diseño de algunos rótulos en pubs o discotecas, establecimientos como tiendas etc. Es increíble como una tipografía que ha hecho historia, ha pasado a ser una forma de decorar y representar.

Historia del gaélico

gaélico

Fuente: Kells School

Los celtas

Los celtas, tal y como los hemos escuchado hablar de ellos alguna vez, se originaron en el alto Danubio, en el primer milenio antes de cristo, es decir, alrededor del años 400 antes de cristo, que fue una fecha señalada debido a su expansión territorial. De esta forma, fueron conocidos por su extensión hasta Centroeuropa, Dinamarca, Alemania y las Islas Británicas. Hasta la fecha, los celtas, eran considerados un pueblo que destacaba por su alta religiosidad y además, también era politeísta, pero la llegada del cristianismo les hizo cambiar de pensamiento.

Los romanos

Por otra parte estaban los romanos, seguramente sabrás más de ellos que de los celtas, puesto que la época romana fue una época mucho más extensa, con más evolución y cambios sociopolíticos. Por aquel entonces, los romanos se encontraban bajo el reinado de Cayo Julio César.

Los romanos, de esta forma llegaron a varios territorios, entre ellos se encontraban las costas británicas del norte, es decir Caledonia, la actual Irlanda que conocemos hoy en día, un pueblo dominado por un grupo de convivientes llamado los pictos.

De esta forma, el ejército romano se hizo con varios territorios más, su gran expansión, Gran Bretaña.  De esta forma, los romanos se hicieron con gran parte de la isla, donde convivieron todos juntos e implantaron su propio idioma.

Los bárbaros y la caída del imperio

Con la llegada de los bárbaros , un grupo de personas que revolucionaron gran parte de la extensión de los romanos, se hicieron con Gran bretaña, dejando de esta forma libre países como Irlanda o Gales, quiénes aun pertenecían a los celtas.

La caída de imperio hizo que muchos asentamientos fueran a favor de los bárbaros, de esta forma los romanos se quedaron en la quiebra y que nuevos grupos como los Escandinavos se asentaran en Centroeuropa y conquistaran las Islas Británicas.

Irlanda y Escocia

En Escocia la mayor parte de población era gaélica y estaban bajo el poder de países como Noruega, de esta forma empezaron a surgir lo que conocemos como vikingos. En cambio, en Irlanda, el parlamento inglés estableció unas nuevas leyes anticatólicas, lo que provocó que el pueblo se dividiera en dos mitades. 

El lenguaje

El lenguaje celta se consiguió transmitir de forma oral con el paso de los años. Además, existen distintos dialectos o variantes del celta, por una parte se encuentra el celta goidélico y por otra parte el celta británico. Un celta completamente distinto.

Por este motivo, en la actualidad existen dos gaélicos muy opuestos entre ellos, el gaélico irlandés, y el gaélico escocés. Por este motivo, muchos grupos sociales como los vikingos hablaron durante una época este lenguaje, y por este motivo también las lenguas celtas han estado conservando algunas palabras que mantienen unas características e influencias propias del castellanismo.

En definitiva, un lenguaje que ha sufrido grandes cambios a lo largo de la historia y que ha sido usado en muchas y numerosas ocasiones.

Dónde encontrar tipografías celtas

tipografía celta

Fuente: Envato Elements

Google Fonts

Google Fonts es una de las opciones más destacadas para descargar fuentes de este estilo. Es una herramienta que cuenta con distintas familias y estilos tipográficos para que puedas descargarlos. Cuenta con las tipografías necesarias y aptas para tus diseños, ya sea de publicidad, como artístico, como para un diseño editorial etc. Son muy fáciles de descargar, lo que hace que el programa sea realmente bastante útil y fácil de navegar por su interfaz tan amplia. Ya no tienes excusa para no descargar algunas de las mejores fuentes gracias a este excelente herramienta de Google.

Dafont

Sin duda la casa de las fuentes. Tiene un total de más de 12 categorías, lo que supone un factor muy bueno a la hora encontrar una tipografía que se ajuste a la perfección con lo que deseas. Una vez que estés en la interfaz, tan solo debes de escoger entre las muchas categorías que tiene, que normalmente se muestran en la parte superior de la página web. Una opción que no pasa desapercibida, ya que es muy funcional y puedes encontrar tipografías entre las subventanas que también se muestran en las páginas numeradas. En definitiva, la opción perfecta.

1001 Fonts

Otras de las herramientas con la que puedes encontrar infinitas fuentes de este estilo es 1001 fonts. Esta increíble opción cuenta con miles y miles de distintas tipografías que pueden combinar de forma perfecta en tus diseños. Tan solo tienes que encontrar la opción que mejor se acople a tus gustos o proyecto en cuestión. Además, la gran mayoría de ellas son de uso tanto personal como comercial, lo que supone que todas ellas no tienen un coste, sino que más bien son todas gratuitas. No te quedes sin probar esta maravilla de herramienta, con la que podrás echar a volar tu imaginación y tus ideas tan creativas.

Myfonts

Y por último y no menos importante, tenemos la opción también de Myfonts, una herramienta que cuenta más de 120.000 fuentes o tipografías de todos los estilos y diseños posibles. Una gran variedad de recursos de fuentes te están esperando con tan solo un clic. Hay diseños para todo tipo, tanto para uso comercial como para web o editorial. Todo lo que tienes pensado crear en tu mente es posible gracias a esta fantástica opción. Sin duda, no te las puedes perder por nada en el mundo, ya que es increíble.

Conclusión

La tipografía celta, ha pasado  ala historia por ser una fuente que ha revolucionado no solo el mundo de las fuentes sino la historia tal y como la hemos estudiado y conocemos.

Es cierto que, con el paso del tiempo su uso en algunas editoriales y libros que se comercializan a día de hoy, ha desaparecido por completo, pero muchas personas sienten la necesidad de emplearla en sus diseños, ya que es una tipografía que comparte un estilo propio, que deja huella allá donde va y que por tanto comercializa muy bien en muchos sectores e industrias. Una maravilla de fuente que es evolución y revolución.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.